La generosidad del coleccionista: la Fundación Masaveu abre sus puertas en Madrid.

La inauguración.

Se venía gestando desde hace tiempo, y ya nos hicimos eco de ello en Tasararte en abril de 2014, cuando anunciamos que la Fundación María Cristina Masaveu Peterson se establecería en un futuro en Madrid. Ahora es un hecho, por fin se ha convertido en realidad.

La sede de la Fundación se encuentra en la calle Alcalá Galiano, muy cerca de la Plaza de Colón. Es un antiguo palacete posteriormente reconvertido en hotel, y cuyo proyecto de rehabilitación como centro expositivo ha sido llevado a cabo por los arquitectos Rafael Masaveu y Carolina Compostizo. Se basa en las premisas de respeto al proyecto original, en concreto fachada y escaleras, que cuentan con protección oficial, y en el empleo de acabados de primera calidad y materiales explotados de forma sostenible y homologada.

Ayer fue la inauguración cerrada con autoridades y hoy 4 de octubre para el público, y lo hace con una exposición que desde luego merece ser visitada: “La Pintura Española del Siglo XIX. De Goya al Modernismo”.

La exposición.

La Pintura Española del Siglo XIX. De Goya al Modernismo” se podrá visitar hasta el 31 de diciembre, y se compone de 117 obras de 47 autores. Está comisariada por Javier Barón, jefe de Conservación de Pintura del Siglo XIX del Museo del Prado.

La muestra comienza con obras de Francisco de Goya, como “Banderilleros” de 1793. Hay obras de Eduardo Rosales, Mariano Fortuny, Darío de Regoyos, Zuloaga o Madrazo entre otros. Destaca como plato fuerte una veintena de obras de Sorolla, entre las que destaca “La familia de don Rafael Errazuriz Urmeneta”, de 1905.

Durante el recorrido también se abarca el modernismo y el postmodernismo catalán, con obras de Ramón Casas, Santiago Rusiñol o Anglada Camarasa.

Destaca una escultura nueva del catalán Jaume Plensa, “Silencio”, un relieve de gran tamaño con el rostro de una niña que se tapa la boca y cierra los ojos, concebida específicamente para el nuevo edificio. Parece ser que a Felipe VI le impresionó especialmente esta obra.

También concebida para la sede está la obra “Altiva” de Blanca Muñoz. Es la primera vez que la artista realiza una pieza colgante, una decisión que vino condicionada por el lugar en el que estaría ubicada, el hall de acceso de la Fundación.

Toda una saga de coleccionismo.

La familia Masaveu se estableció en Asturias en 1840; Pedro Masaveu Rovira (1827-1885), llegó a Oviedo para dedicarse al comercio textil. Su hijo y sucesor Elías Masaveu Rivell (1847-1924), fue el primero en hacer visible el gusto de la familia por el arte, y con él se abrió la primera galería de arte en Asturias: el Salón Masaveu (Oviedo). A su vez, su hijo Pedro Masaveu Masaveu (1886-1968) fue el iniciador de la Colección ya en la década de 1930.

Pero el máximo impulsor de la colección fue el hijo de este último, Pedro Masaveu Peterson (1938-1993), con la adquisición de piezas tanto de la Edad Media y Moderna como de los siglos XIX y XX, recuperando piezas del patrimonio español en el extranjero y creando, además, su propia colección. Fue el impulsor y primer presidente de la Fundación Príncipe de Asturias (1980-1987). También fue el principal coleccionista español de Sorolla, adquirió cincuenta y nueve obras realizadas entre 1882 y 1917, de las cuales cuarenta y seis continúan en la Colección Masaveu y trece pertenecen a la Colección Pedro Masaveu, hoy en el Museo de Bellas Artes de Asturias

La generosidad del coleccionista.

Al final es todo una cuestión de mentalidad, de una forma de ser y de pensar que se traduce en todos sus actos y en todos los detalles. En una época que vivimos en la que la gente adinerada suele ser rechazada con desconfianza por ciertos colectivos, en la que las grandes figuras a admirar en los medios de televisión son gentes zafias del periodismo amarillo que, por lo general, no tienen ni un libro en sus hogares (ni qué decir un cuadro); en estos tiempos que corren, el que haya una familia que apoye generosamente la cultura, que se dedique a aglutinar elementos del Patrimonio Artístico de España, que donen obras y que las que poseen las expongan para disfrute de todos, no sólo es de agradecer; es realmente admirable, y desde luego desde Tasararte no queremos dejar de rendirle tributo con estas palabras.

Esto es todo por hoy, buen fin de semana hasta la próxima entrada en nuestro blog www.tasararte.com/blog/

Jaume Plensa – Silencio, 2019. Foto: © Fundación María Cristina Masaveu Peterson. Autor: Marcos Morilla.

Blanca Muñoz – Altiva, 2018, acero inoxidable, 180 x 280 x 300 cm. Fundación Masaveu Madrid. © Fundación María Cristina Masaveu Peterson. Autor: Marcos Morilla.

(Visitada 39 veces, 1 visitadas hoy)