¿Qué tipo de obras valora Tasararte?

En Tasararte realizamos Inventario, Catalogación y Tasación de obras de arte y todo tipo de antigüedades, además de todo lo que tenga valor histórico o artístico.

Por obras de arte entendemos que son cuadros, esculturas, instalaciones y obra gráfica; además de mueble antiguo, alfombras, artes decorativas, que a su vez incluye cerámica, marfil, porcelana, plata, y todo lo que constituya una colección, que puede ser de lo más variado. También hay que incluir piedras preciosas y joyas.

En Tasararte contamos con profesionales en todas las materias y categorías.

Repartir una Herencia y hacer lotes.

Para uno de los trabajos que más nos requieren es para la repartición de los bienes patrimoniales de valor histórico-artístico. Muchas familias, que pierden a sus seres queridos, tienen que desalojar sus casas, llenas de cuadros, muebles, artes decorativas, plata, cerámica o joyas. En la mayoría de los casos, no saben por dónde empezar. Para ello solicitan los servicios de una empresa como es Tasararte, que les asesore de qué es lo que tiene valor y merece ser tasado. Para lo cual, se realiza el inventario de bienes y la tasación. De este modo, lo pueden repartir entre ellos, e incluso, solicitar los servicios de Tasararte para hacer Lotes ecuánimes en cuantía.

Hemos visto, a lo largo de todos estos años, multitud de familias que han superado sus problemas y tensiones ante el reparto de una Herencia bien hecho, contando con profesionales que objetivamente han inventariado y tasado sus bienes patrimoniales.

¿Cómo se tasa una obra de arte?

Para tasar una obra de arte, es importante hacer un buen inventario, para ello se requiere un peritaje profundo de cada pieza. Este proceso se realiza en un primer periodo de trabajo, en el que un equipo de Tasararte compuesto por tasadora y fotógrafo entran a peritar, fotografiar, medir y analizar cada pieza. Con toda esta información, y en un segundo periodo de trabajo, se realiza una Catalogación o proceso en el que se elabora un dosier con una Ficha Técnica por obra con su foto, características y valor de mercado. La procedencia es fundamental, y el estado de conservación también afecta al precio final, la demanda del mercado es la que marca el valor de las obras de arte. Con esto queremos decir, que sólo si hay demanda de la obra en cuestión, ésta podrá tasarse. A veces, recibimos imágenes de obras de arte, de muy buena calidad, cuyos artistas demuestran una gran pericia, pero si no hay demanda de este tipo de obra o del artista en el mercado, su valor será muy bajo.

Tasar un cuadro.

Para tasar un cuadro, lo primero y fundamental es verlo. Si vemos que la obra tiene calidad y podría tener un valor de mercado (que no siempre ocurre), procedemos a buscar la información que nos dé la misma obra, en este caso, la iconografía, la firma y la parte trasera, sobre todo si es un lienzo. Muchas veces la firma es difícil de leer, o inexistente. En este caso, debemos de basarnos en la iconografía, para agruparlo en un periodo o siglo determinado, y ubicar el tema (iconografía cristiana, histórico, mitología, hiperrealismo, abstracto, etc.). A partir de ahí, ya podemos identificar muchos aspectos. La parte trasera del lienzo brinda mucha información por su envejecimiento natural y por el tipo de tejido. Un experto historiador poco a poco va ubicando la obra en un periodo determinado, de una temática específica, y acercándose paulatinamente a qué artista o Escuela pertenece la creación que estamos analizando.

Es muy importante ver la obra in situ, y si esto no es posible, puede suplirse por fotografías de buena calidad que el propio cliente proporcione, recibiendo las indicaciones que dé el historiador.

Con toda esta información, ya podemos comenzar a buscar bibliografía para localizar certeramente su autoría. También podemos consultar a otros expertos, que sabemos podrían ubicar mejor la obra. Una vez abierta esta investigación, se va llegando poco a poco a conclusiones, y podemos trazar una hoja de ruta para cerciorarnos de quién es el artista o a qué escuela y periodo pertenece. Si es pertinente, podría considerarse oportuno mandar la obra a un Laboratorio para analizar más profundamente los pigmentos y  poder ver qué hay debajo de la pintura mediante radiografías, facilitándonos el llegar a conclusiones más certeras.

En última instancia, se hace un estudio de mercado, ¿qué demanda tiene esta obra en el mercado secundario?, ¿qué se está pagando por obras similares?, estas obras similares son las que denominamos «Testigos«, porque son del mismo artista o Escuela, pertenecen al mismo periodo de creación, tienen una temática similar, las mismas medidas y soporte. Estos Testigos u obras similares, se publican diariamente en bases de datos para profesionales, y su selección debe realizarse por un Historiador del Arte.

En el Informe, aparece toda esta información de manera exhaustiva, incluyendo su Tasación.

Mercado Primario y Mercado Secundario.

Dentro de los agentes que intervienen en el Mercado del Arte, existen el Mercado Primario y el Mercado Secundario; el Primario lo componen las Galerías de Arte y los propios Artistas, vendiendo sus obras recientemente acabadas, y en su lucha diaria porque se aprecie y valore su trabajo. El Mercado Secundario lo componen las Casas de Subastas y los Marchantes, que trabajan con obras que ya han pasado por diferentes manos o propietarios. En cualquier caso, estas afirmaciones no son tan rígidas, así como una Galería de Arte puede ofrecer obra de artistas consagrados ya fallecidos, una Casa de Subastas puede subastar obra de artistas vivos.

¿Cuáles son nuestros honorarios?

Cada colección es diferente. Una vez analizada la cantidad y complejidad, pasamos un presupuesto acorde. Conscientes de la realidad, nuestros precios son competitivos y siempre se dialogan con el cliente.

Solicita Tasación

Asunto *

Nombre *

Email *

Teléfono

Mensaje

* Campos obligatorios

He leído y acepto la política de privacidad y el aviso legal del sitio