Reabren los museos.

Tras varios meses de silencio, por fin abren sus puertas los museos. El sábado 6 de junio esperamos la apertura de los tres grandes museos madrileños, El Prado, Thyssen y Reina Sofía. Las condiciones son una clara reducción de aforo y nuevas exigencias sanitarias.

Pero hoy queremos hablaros de Viena. El museo Albertina de Viena es uno de los más importantes del mundo. El 13 de marzo se iba a inaugurar el Albertina Modern, con una colección de 60.000 obras de 5.000 artistas distintos, basado en la Colección Essl y la reciente adquisición de la Colección Rafael Jablonka.

El arte contemporáneo irrumpe en la escena vienesa.

El arte contemporáneo irrumpe en la escena vienesa. El museo se inauguraba con la exposición “El Principio. Arte en Austria de 1945 a 1980”, cuenta con 360 obras de 64 artistas, que establecen un diálogo con la sede elegida. La sede es un espacio privilegiado, regalo del emperador Francisco José al gremio de artistas en 1865. Es la misma que albergó la exposición sobre Arte Degenerado de 1938. Para los nazis, todas las vanguardias históricas del siglo XX eran arte degenerado.

La exposición.

La exposición pretende explicar cómo respondió el arte a la barbarie del nazismo, un país que fue víctima y cómplice del Tercer Reich. La primera sala expone obras del Realismo Fantástico de la Escuela Vienesa, cómo a través del arte los artistas se enfrentaron al bestialismo-racismo-antisemitismo de la 2ª Guerra Mundial desde el psicoanálisis.

La segunda sala muestra el Periodo Abstracto. En otra sala se expone el denominado Art Brut, arte crudo o marginal, desarrollado por personas sin formación académica, que provienen del hospital psiquiátrico.

En todas estas propuestas del arte del siglo XX, no podemos olvidar mencionar el Pop Art austriaco, ligado a la cultura del consumo, con materiales como el plástico o el plexiglás. Por seguir mencionando tendencias en el arte contemporáneo, hay un espacio dedicado a la Performance, en este caso a una performance gore titulada “La Dolorosa” de 1967, por Otto Muehl, en el que su mujer se baña en sangre en una sala con la apariencia de quirófano.

No podemos olvidar el accionismo feminista de finales de los sesenta, que produce Valie Export, o la performance de guerrilla de Tapp Und Tastkino, en la que la artista puso sus pechos a disposición del público.

La visión del arte tras la barbarie nazi.

Como podemos observar, el Albertina Modern apuesta fuerte por ofrecer su visión del arte que se produce tras la barbarie nazi, una reflexión que invita al espectador a crear sus propias teorías, ¿puede haber poesía después de Auschwitz?, ¿qué pasa con la estética en la segunda mitad del siglo XX?, ¿está el arte indisolublemente unido a la estética?, si la respuesta es sí, ¿qué denominación debemos de poner a estas propuestas?

Esto es todo por hoy, nos despedimos hasta la próxima entrada en nuestro blog www.tasararte.com/blog/

Valie Export – Aktionshose: Genitalpanik, 1969-2001. Albertina, Wien – The ESSL Collection © Bildrecht, Wien, 2020.
Gottfried Helnwein – Der höehnische arzt, 1973. Albertina, Wien – Lleihgabe aus Privatsammlung © Bildrecht, Wien, 2020.
(Visitada 3 veces, 1 visitadas hoy)
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *