Las Saturnales en el Foro Romano, las festividades más importantes.

Es de sobra conocido que la Navidad conmemora el nacimiento de Jesús, la noche del 24 al 25 de diciembre. Tan señaladas fechas para la cristiandad tienen muchos puntos en común con las fiestas paganas de las Saturnales, que celebraban los romanos en honor al dios de la agricultura y la cosecha, Saturno.

Eran las más importantes festividades romanas, y transcurrían entre el 17 y el 23 de diciembre, coincidiendo con el solsticio de invierno, cuando el sol sale más tarde y se pone más pronto.

La fiesta se iniciaba con un sacrificio en el Foro Romano en el templo de Saturno. Finalizaban las labores agrícolas, en una época en la que campesinos y esclavos podían aplazar su trabajo cotidiano. Durante este periodo se celebraban banquetes públicos, seguidos por el intercambio de regalos, continuos festejos, y un ambiente de carnaval en el que se producía una relajación de las normas sociales.

Fiestas y banquetes.

Las Saturnales estaban presididas por un rey, conocido como el señor de la anarquía. Era seleccionado entre los miembros más humildes de una casa, y se le daba el derecho a realizar travesuras libremente.

Los esclavos tenían la libertad de disfrutar como un ciudadano común, podían increpar, emborracharse, y dejar a un lado el decoro. Vestían ropas más informales, participaban en banquetes y en juegos. Era una fiesta para todos, la fiesta romana más alegre del calendario.

Intercambios de regalos.

En la inversión de roles, los amos llevaban el sombrero propio de los esclavos libertinos, y les permitían hacer lo que quisieran, mostrando incluso un toque de insolencia. Una especie de válvula de escape diseñada para liberar las presiones sociales, las estrictas normas de convivencia.

El final de las celebraciones estaba marcado por la compra y entrega de regalos: velas, bagatelas como higos en gelatina o figuritas de terracota. Todo este festivo de la religión pagana, que comenzó en el año 217 antes de Cristo, fue introducido en la sociedad romana del momento, para elevar la moral después de una derrota militar sufrida ante los cartaginenses.

Io, Saturnalia.

La celebración era dirigida por un sacerdote, que ejercía sacrificios y banquetes públicos al grito de “Io, Saturnalia”. Saturno, que marca el solsticio de invierno, inauguraba siete días de diversión, orgías y banquetes, para asegurar el garante de cosechas al igual que el dios prehelénico Cronos, quien estuvo en activo durante la mítica edad de oro de la Tierra, cuando los hombres vivían felices.

Las Saturnales muestran al ser humano viviendo libre, sin ley ni amo. Son el indicio de que el alma humana ha aspirado siempre a la libertad.

La influencia de las Saturnales en la creación de la Navidad.

La religión cristiana en la cultura romana pasó de ser perseguida a ir ganando adeptos, del politeísmo al monoteísmo cristiano. En esta transición, para que fuese más fácil que los romanos se convirtiesen al cristianismo sin abandonar sus festividades, el Papa Julio I fijó la solemnidad de Navidad el 25 de diciembre coincidiendo con las Saturnales.

La Sagrada Escritura señala la muerte de Cristo, que se produjo durante la Pascua judía. La Biblia no dio fecha exacta. La costumbre de representar el Belén la inicia San Francisco de Asís en la Nochebuena de 1223. En cambio la tradición del Árbol navideño procede del norte de Europa.

Pero tradición de las Navidades es la de visitar a la familia, celebrar banquetes e intercambiar regalos, herencia de las Saturnales. Hasta aquí hemos llegado, gracias por leernos, nos despedimos hasta la próxima entrada en nuestro blog www.tasararte.com/blog/.

Antoine - François Callet – Saturnalia, o El Invierno (Les Saturnales ou l'Hiver), Óleo sobre tela. 80 x 80 cm. 1783. Museo del Louvre de París.
Antoine – François Callet – Saturnalia, o El Invierno (Les Saturnales ou l’Hiver), Óleo sobre tela. 80 x 80 cm. 1783. Museo del Louvre de París.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)
(Visitada 4 veces, 1 visitadas hoy)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *