¿Qué hay debajo de la pintura?

Por estos días se ha inaugurado en la ciudad de Gante una exposición en el Museo de Bellas Artes de Gante (MSK), de Jan Van Eyck (1390- Brujas 1441) titulada Jan Van Eyck. Una revolución óptica. La muestra da a conocer la restauración/intervención de su políptico Adoración del Cordero Místico para eliminar repintes y suciedades y ver que había debajo; por ejemplo, se descubrió que los ojos del bovino originariamente eran azules casi humanos, el hocico más abultado y las orejas puntiagudas. Y es que mucho se puede descubrir en las obra de arte con una limpieza y restauración, como por ejemplo que un siglo después de su conclusión, en 1550 el retablo sufrió una primera  restauración en la que el 70% de la tabla fue repintada.

Jan Van Eyck (1390- Brujas 1441).

Van Eyck fue el gran maestro de la escuela flamenca, que se desarrolla en Flandes en pleno apogeo económico y cultural. Hizo del óleo un uso perfecto, fue miniaturista y de ahí el detallismo científico de sus composiciones, e innovo en el género del retrato haciendo que los personajes miraran directamente al espectador.

Trabajo desde muy joven en la corte de Felipe el Bueno, como pintor de cámara y pudo viajar a Italia, España y Portugal y conoció el trabajo de los maestros del “revolucionario” Renacimiento.

La exposición.

En la muestra las doce tablas del retablo vertebran la muestra. Se exponen cien piezas entre pintura, escultura, dibujos y miniaturas. De Van Eyck solo han sobrevivido una veintena de óleos con su firma, fue pionero autentificando su obra al firmarla.

Las trece salas que componen la muestra entre miniaturas pintadas en manuscritos medievales, se alternan con tablas de Van Eyck y obras de sus discípulos contemporáneos; el Thyssen ha prestado una anunciación y el Prado dos esculturas de madera policromada; los retratos impactan por su enorme realismo y también destacan los paisajes por el juego de perspectivas y la representación de la fauna y la flora.

La adoración del Cordero místico.

Hablamos de esta obra y las vicisitudes que ha padecido hace no mucho en nuestro blog. El Cordero místico ha sufrida incendios e inundaciones y fue robada en múltiples ocasiones, entre otros por Napoleón y Hitler. Fue creada en una época de enorme analfabetismo y en el que la misa se celebraba en latín, las imágenes ayudaban a los feligreses a entender la experiencia religiosa. La tabla la encargó el concejal de Gante al hermano de Jan, Hubert, pero al morir éste súbitamente en 1426 su hermano Jan asumió el encargo y ahora, casi seiscientos años después, La Adoración del Cordero Místico se puede ver restaurada en Gante, una excusa para visitarla.

Esto es todo por hoy, hasta la próxima entrada en nuestro blog www.tasararte.com/blog/

Huberto y Jan van Eyck – Políptico de Gante o La adoración del Cordero Místico (Het Lam Gods), 1432. Óleo sobre tabla (doce paneles). 350 x 223cm. Catedral de San Bavón de Gante, Bélgica. // A la izquierda, ampliación de “Los Jueces Justos”. 145 x 51 cm. Desaparecido en 1934 y sustituido por una copia de Jef Vanderveken.
(Visitada 105 veces, 1 visitadas hoy)
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *