Poéticas que coinciden.

El Museo Metropolitano (MET) de Nueva York ha inaugurado la muestra “Aves de un mismo plumaje: Homenaje de Joseph Cornell a Juan Gris”. Son dos artistas que no se conocieron pero consiguieron de manera mágica dar vida a una región imaginaria en la que sus lenguajes artísticos coinciden plenamente.

Joseph Cornell (NY, 1903 –1972) es uno de los maestros, pionero y exponente más destacados del denominado arte del assemblage (proceso artístico en el cual se consigue la tridimensionalidad colocando diferentes objetos-no-artísticos muy próximos unos a otros; estos objetos no han sido diseñados con fines estéticos sino elegidos y dispuestos por el artista, es una técnica hermana del collage). Cornell, amigo de Duchamp, Rothko o Susan Sontag, recibió influencias de los surrealistas, y además fue un cineasta experimental de vanguardia.

En su obra se pueden ver sus circunstancias de vida y su propia personalidad, vivía recluido en el barrio neoyorquino de Queens con su madre y un hermano discapacitado. Era un hombre profundamente solitario, devorado por anhelos y pulsiones; su deseo insatisfecho marca su vida y se refleja en su trabajo lleno de fetichismo pero de signo muy inocente, casi pueril.

Una mañana en 1953 al salir de casa entro en Janis Gallery, que dedicaba una muestra a los artistas más influyentes del siglo XX con obra de Matisse, Picasso o Mondrian entre otros, y quedo perplejo ante una obra de Juan GrisHombre en el café” de 1914; le conmocionó hasta tal punto que durante trece años se entregó de manera obsesiva a la realización de una extensa serie de “cajas de sombra” dedicadas a la obra de Gris. Las cajas de sombra son los cajones o vitrinas donde se exhiben los diversos objetos que recoge y crean sus composiciones, objetos heteróclitos que acumulaba, para dar vida a sus creaciones.

El MET ha dispuesto en una habitación la muestra en la que se exhibe la tabla de Juan Gris, que pronto pasará a formar parte de su colección permanente y en cuatro vitrinas una docena de “cajas de sombra”, obras en las que con variaciones del espacio central queda presidido por la imagen de un ave exótica, tomadas de un tratado de ornitología publicado en la Inglaterra del XIX.

Contemplar ambos trabajos de artistas tan distintos y quizá discernir por qué a Cornell le impresiona tanto el trabajo de Gris, es todo un reto.

Juan Gris - El hombre en el café, 1912. Óleo sobre lienzo, 127.6 x 88.3 cm. Philadelphia Museum of Art.

Juan Gris – El hombre en el café, 1912. Óleo sobre lienzo, 127.6 x 88.3 cm. Philadelphia Museum of Art.

Como siempre, gracias por estar ahí, y hasta nuestra próxima entrada en el blog www.tasararte.com/blog/

Beyond a certain point, Viagra will no longer be present in your bloodstream or hier You dont think about sex as much as you used to viagra

(Visitada 61 veces, 1 visitadas hoy)