Mary Cassatt, los orígenes.

Mary Stevenson Cassatt (Pensilvania, Estados Unidos, 1844 – Le Mesnil-Théribus, Francia, 1926) fue una gran pintora y grabadora que perteneció al grupo de los impresionistas. Desde muy pequeña quiso ser pintora, e hizo grandes esfuerzos para conseguirlo.

Es la cuarta hija de un matrimonio norteamericano adinerado, su padre era banquero. Durante su infancia, y debido a una enfermedad de su hermano, viajó por Francia y Alemania, lo que le permitió entrar en contacto con la cultura europea.

La formación de Cassatt.

Ingresa en la Academia de Filadelfia de Bellas Artes, en donde recibió clases de pintura, y muy joven decide instalarse en París para recibir clases, en los estudios de artistas dedicados a formar nuevos pintores.

Al margen de la instrucción, deficitaria, queda decepcionada y solicita la entrada como copista en el Museo del Louvre. En este entorno privilegiado, y rodeada del entusiasmo de jóvenes artistas, se empieza a interesar por la pintura de paisaje al aire libre (au plein air). Grande es su alegría al ser aceptada una obra suya en el Salón de París, lo que da fe de su indudable talento.

Su última etapa de formación la constituyen una serie de viajes por Italia, Holanda y España, que le permiten un profundo conocimiento de la tradición artística. Sus obras son aceptadas de forma continua por el Salón, y allí conoció a Edgar Degas.

Cassatt se integra con los impresionistas.

Afincada en París desde 1875, Degas la invita a participar en las exposiciones impresionistas en 1877. Ella aceptó debido a la gran afinidad por la forma de entender el arte: los colores, las formas, y todo el proceso artístico. Para ella, los nuevos maestros del arte francés son Édouard Manet, Edgar Degas  y Gustave Courbet.

Hemos de decir que su labor comercial de los impresionistas en Estados Unidos fue esencial para la supervivencia del grupo.

El estilo y la temática de Mary Cassatt.

El estilo de Mary Cassatt tiene como trasfondo un dibujo reflexivo y sintético, con una gama de colores claros, en ocasiones sorprendente. Los temas que aborda Cassatt en su obra son retratos de familia, niños, veladas en la ópera, reuniones informales, amistades femeninas, y una serie sobre la maternidad. Los temas son aprobados, pero por su condición de mujer, trata la iconografía de una manera absolutamente nueva, sin reducir a la mujer a la condición de objeto decorativo.

El arte de Cassatt se construye sobre un conocimiento profundo del dibujo y de las técnicas artísticas, combinado con una resolución de modernidad, que se manifiesta en la elección de colores y en la pincelada bocetada.

Cassatt: mujer de negro en la ópera.

Destaquemos una obra de ella, “Mujer de negro en la Ópera”, de 1877 – 1878; es la imagen que hemos elegido de portada. Tiene como tema un lugar de esparcimiento permitido a las mujeres de clases altas, todo ocurre en la ópera, donde lo suyo es “ver y ser visto”.

Sensible a esta dicotomía, Cassatt pinta a la mujer mirando con unos binóculos, que ocultan en parte su rostro. Con ello, subvierte el estereotipo del hombre como objeto que mira y de la mujer como objeto mirado. Para disimular el atrevimiento, elige a una mujer de cierta edad, vestida de negro riguroso para indicar que es viuda, situándola en una posición social que exige respeto. Su forma de sostener el abanico, como un bastón de mando, rompe con lo  que supone comúnmente la feminidad en este tiempo.

Evolución en la obra de Mary Cassatt, influencia del arte japonés.

A partir de 1890, una exposición de arte japonés tiene gran influencia en su obra, simplificando sus composiciones y sus figuras, que obtienen mayor solidez, y que se traslada al grabado, medio que inicia con mucho éxito.

Su fama alcanza también su país natal, de donde proceden clientes y encargos prestigiosos. En el Museo de Bellas Artes de Bilbao existe una magnífica obra de Mary Cassatt en la colección permanente.

Y terminamos informando que nunca llegó a casarse, porque lo consideraba incompatible con su carrera. Muere ciega en 1926, a los ochenta y dos años.

Esto es todo por hoy, gracias por leernos, y hasta la próxima entrada en nuestro blog, www.tasararte.com/blog/.

Mary Cassatt – Mujer sentada con un niño en brazos, c. 1890. Óleo sobre lienzo. 81 x 65,5 cm. Museo de Bellas Artes de Bilbao.
Mary Cassatt – Mujer sentada con un niño en brazos, c. 1890. Óleo sobre lienzo. 81 x 65,5 cm. Museo de Bellas Artes de Bilbao.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)
(Visitada 35 veces, 1 visitadas hoy)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *