La generosidad del coleccionista.

La generosidad del coleccionista.
5 (100%) 2 vote[s]

La generosidad del coleccionista.

Parece bastante común que los coleccionistas de arte, pasado un tiempo y dada la intensidad de dicha ocupación, desarrollen un generosidad sin límites y terminen convirtiéndose en auténticos filántropos, donando al Estado y en concreto a los museo públicos parte de su Patrimonio en arte.

Es tal la crisis que hemos pasado que las arcas de los museos están prácticamente vacías para adquisiciones y sólo las donaciones hacen que se incrementen las colecciones; tanto el Museo Reina Sofía como el Museo del Prado (hoy conmemorado con el Premio Princesa de Asturias) en los últimos años perciben un cambio de actitud del coleccionismo hacia los museos, los perciben como suyos, como de todos.

En el Museo Reina Sofía.

Las contribuciones privadas compensan la falta de fondos de los centros públicos, el Reina este año solo dispone de un millón de euros para compras y en el 2010 contaba con un presupuesto de 15 millones; Patricia Phelps de Cisneros, y Helga de Alvear han mostrado su generosidad sin límites a la hora de donar y facilitar al Reina Sofia su acceso a obras de artista que completan la colección permanente. También la coleccionista Marga Sanchez, la galerista retirada Soledad Lorenzo y la artista Elena Asins han engrosado la lista de donaciones sin condiciones. La única pieza conflictiva es la de Jaime BotínCabeza de mujer joven” de Pablo Picasso requisada en el 2015 por la policía judicial.

Antoni Tàpies – Estora, 1994. Pintura y collage sobre tela. 220 x 227. Proveniente de la colección de Soledad Lorenzo.

Antoni Tàpies – Estora, 1994. Pintura y collage sobre tela. 220 x 227. Proveniente de la colección de Soledad Lorenzo.

En el Museo del Prado.

El Prado habla de un nuevo sentimiento de patriotismo bien entendido, en que la sociedad ya no percibe a los museos como cementerio de obras, sino como templos sagrados y quieren colaborar en la medida de sus posibilidades. Bien lo ilustra la campaña de micromecenazgo para adquirir la obra de Simon Vouet, pintor francés del siglo XVII, con la obra “Retrato de niña con paloma” que consiguió recaudar € 200.000 en menos tiempo de lo previsto pidiendo € 5 al contribuidor visitante del museo. Ha habido otro caso de donaciones al Museo del Prado abanderado por Carmen Sánchez García, profesora de colegio que en su testamento donó 800.000 euros y un piso en Toledo “para compras y restauración de cuadros”; con esta donación se han adquirido obras de Eduardo Rosales (por intermediación de Tasararte), Alonso Berruguete, Pedro de la Campaña y la pintora Mariana de la Cueva Benavides y Barradas.

La Fundación de amigos del Prado y la sociedad filantrópica American Friends of the Prado Museum desempeñaron un papel determinante en la entrada de donaciones y en qué está pasando en el mundo de las subastas; y así llego “La cabeza de Felipe III” de Velázquez donada por William B. Jordan.

Saber dónde están las obras que pueden interesar, qué pasa en el mundo de las subastas de arte y mantener informados a los posibles donantes de qué interesa a las instituciones museísticas es fundamental. Alicia Koplowitz adquirió y donó al Prado una obra de Federico de Madrazo, “La marquesa del espejo”, de 1845, porque al Prado le interesaba tenerla, o la donación de José Luis Várez Fisa en el 2013 de un conjunto de obras valoradas en algo menos de 23 millones de euros. También Plácido Arango hizo una importante y generosa donación.

Velázquez – Retrato de Felipe III, 1627. Óleo sobre lienzo. Donación William B. Jordan a American Friends of the Prado Museum.

Velázquez – Retrato de Felipe III, 1627. Óleo sobre lienzo. Donación William B. Jordan a American Friends of the Prado Museum.

Cambio de mentalidad.

El cambio de talante de los ciudadanos hacia la institución museística, su cariño y su confianza hacia las colecciones de arte de todos, ha facilitado el que los museos, a pesar de la falta de presupuesto para las adquisiciones, vaya engrosando poco a poco sus bienes para fomentar la importancia al legado cultural de nuestro país; eso podría calificarse como un sentimiento de puro afecto al beneficiado.

Seguiríamos dando ejemplos de estos gestos de rescate y entrega de obras de coleccionismo privado a los museos, pero hasta aquí hemos llegado. Esto es todo por hoy, buen fin de semana hasta la próxima entrada en nuestro blog www.tasararte.com/blog/

(Visitada 21 veces, 1 visitadas hoy)