Baco, la mitología en el arte.

Muchos artistas desarrollaron la imagen de Baco, o Dionisos, de diferente apariencia física, pero siempre rodeado de un conjunto de ménades danzando frenéticamente a su alrededor.

Cornelis de Vos.

Cornelis de Vos nación en Hulst en 1584 y muere en 1651. Fue uno de los grandes retratistas flamencos del periodo Barroco, y cultivó los géneros de moda, como la pintura mitológica, el bodegón, pintura histórica, religiosa. A partir de 1620, se convirtió en el principal retratista flamenco hasta la irrupción de Antoon van Dyck. Y se sabe que en los años previos a la década de 1630 su producción era inmensa, y existen datos de la llegada de al menos seis retratos reales de su mano a España.

Alcanzó un gran prestigio, y fue reconocido por su versatilidad, con un estilo muy parecido a Rubens y a  Antoon van Dyck. Con Rubens colaboró en diversas ocasiones, como las encargadas por Felipe IV para la Torre de la Parada del Pardo. En ellas participó un hermano suyo, Paul de Vos.

 El triunfo de Baco.

El Triunfo de Baco es una tela de 180 x 295 cm, creada para el Palacio del Buen Retiro. Pertenece a una serie de cuatro telas que realizó Cornelis de Vos, todas ellas en el Museo Nacional del Prado, en Madrid. Además de El triunfo de Baco, las otras tres son Apolo persiguiendo a Dafne (P1714), Apolo y la serpiente Pitón (P1861), y El nacimiento de Venus (P1862).

Dionisio (Baco) aparece como un obeso, desnudo, y con su cabeza ceñida por una corona de pámpanos. El lujoso carro en el que va montado es conducido por dos tigres, abraza a una bella y joven bacante, y se ve custodiado por dos sátiros, uno blanco y el otro negro, de orejas puntiagudas. El de raza blanca tiene cuernos caprinos y toca una pandereta. Baco sujeta un racimo de uvas blancas  y negras, que mordisquea un sátiro pequeño, y detrás del dios se encuentra otro sátiro, que toquetea la tripa del dios del Olimpo con lascivia. Un paposileno cabalga ebrio sobre un pequeño asno, y apenas se sostiene. Es un cortejo donde todos disfrutan de la fiesta y el vino, una obra en la que los personajes interactúan entre sí.

El triunfo de Baco es una imagen en versión festiva y orgiástica del cortejo de Baco, dios del vino, y esta escena hace alusión al episodio de su regreso de la India, momento a partir del cual Dionisio aparece en un carro tirado por panteras.

El Triunfo de Baco, en el Museo del Prado.

El cuadro se puede visitar en el Museo del Prado de Madrid, parada obligatoria si vives o visitas esta ciudad. Esto es todo, unos breves y humildes comentarios sobre esta obra de Cornelis de Vos, que impresiona a la vez que te arranca una sonrisa mientras lo contemplas; nos despedimos hasta nuestro próximo blog www.tasararte.com/blog/

Cornelis de Vos – El Triunfo de Baco, 1636 - 1638. Óleo sobre lienzo. 180 x 295 cm. Museo Nacional del Prado, Madrid, España. (Detalle). Escalera Noroeste PI. Distintos detalles de la obra.
Cornelis de Vos – El Triunfo de Baco, 1636 – 1638. Óleo sobre lienzo. 180 x 295 cm. Museo Nacional del Prado, Madrid, España. (Detalle). Escalera Noroeste PI. Distintos detalles de la obra.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
(Visitada 5 veces, 1 visitadas hoy)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *