El irremediable cambio de los museos.

¿Qué ofrecerán a partir de ahora los museos? Después de esta crisis sanitaria, nos enfrentamos a un nuevo estilo de vida. Los museos no están exentos de reinventarse, ya no nos vale, en términos cuantitativos, las exposiciones que les han reportado “taquillazos”, como el caso de la exposición del Bosco en el Museo del Prado, la de Dalí en el Reina Sofía, o la de Leonardo Da Vinci en el museo Louvre de París.

En este mundo postpandemia en el que vamos a vivir, las exposiciones que ofrezcan los museos ya no podrán medirse en términos cuantitativos, sino que deberán hacerlo en términos cualitativos.

Nos dirigimos a un nuevo estilo de vida en el que cambian las pautas sociales, ya no podrán los visitantes arremolinarse ante las obras cumbre de los museos. Los días de apertura habrán de endurecer las exigencias sanitarias, y limitar el aforo. Ello llevará a un resentimiento a corto plazo, pero ayudará a los responsables de idear las exposiciones a reencontrarse con su alma más pura.

Nada será como antes.

¿Qué podemos ofrecer a partir de ahora?, ¿cuál va ser la experiencia estética que nos van a ofrecer los comisarios?

Por hacernos una idea, entre el 60 y el 80 % de la fuente de ingresos de El Museo de El Prado proceden de la venta de entradas en taquilla. Se van a reducir drásticamente las visitas de turistas internacionales. Ello lleva irremediablemente a los directores de museos y sus equipos a tomar conciencia de que nada será como antes.

Hay que provocar nuevos modelos de visita, quizás mas centrados en la investigación, ya que habrá un cambio en la experiencia estética, porque la relación con el público será distinta.

El cambio de experiencia estética museística.

El museo ya no será un objetivo turístico, será un templo de reflexión, abandonando la medición de su éxito como una carrera absurda por atraer grandes audiencias y programar grandes exposiciones de alto coste y poca duración. Y lo hará en pro de un nuevo modelo en el que van a primar otras actitudes de los agentes del arte, tanto del artista, como del comisario, como del director y su equipo; todos afanándose en conseguir una supremacía de la experiencia estética muy diferente a la medición del éxito de su trabajo por el número de entradas vendidas.

Veremos dónde está la creatividad de este colectivo.

 

Esto es todo por hoy, hasta aquí hemos llegado; nos despedimos hasta la próxima entrada en nuestro blog www.tasararte.com/blog/

Ya no veremos las salas abarrotadas. Dice Miguel Zugaza, director del Museo de Bellas Artes de Bilbao: “los museos turísticos se resentirán sin duda a corto plazo, pero seguramente les ayudará a reencontrarse con su alma más pura, alejada de los intereses mercantiles y materiales”. Y María López-Fanjul, conservadora de los Museos Nacionales de Berlín : “Seguramente estemos viviendo el fin de la tiranía de los récords de números de visitantes, a favor de una experiencia museística centrada en el bienestar del público”.
(Visitada 34 veces, 1 visitadas hoy)
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *