El Arte y la Historia juntas de la mano.

El Arte y la Historia juntas de la mano.
5 (100%) 1 vote

En muchas ocasiones hemos hablado de los distintos papeles que desempeña el Arte en la sociedad y por tanto de sus distintas acepciones y facetas; el Arte fruto de la belleza, el Arte como herramienta de reivindicación social, arma contra la injusticia, lucha por el Medio Ambiente, el Arte religioso, el Prehistórico, o el Arte como retrato de la Sociedad y de la Historia a través de sus personajes y de sus acontecimientos históricos; en este caso el Arte y la Historia juntas de la mano.

Respecto a esta última vertiente o aspecto, el histórico, no solo caben grandes obras como los retratos que hicieron Goya y Anton Rafael Mengs de Carlos III, o el cuadro de La rendición de Breda de Velázquez, de un valor artístico fuera de toda duda; también se puede contar la Historia a través de archivos documentales y organizar con ella una muestra de grandísimo interés. Este es el caso de la exposición Cartas al Rey. La mediación humanitaria de Alfonso XIII en la Gran Guerra en el Palacio Real de Madrid, que conmemora el final de la Primera Guerra Mundial -la Gran Guerra- el 11 de noviembre de 1918, hace ya cien años.

La Gran Guerra, librada entre los años 1914 y 1918, es considerada la primera guerra moderna de la historia. Fue el conflicto armado más devastador conocido hasta el momento, que cambió el mundo para siempre. Alrededor de diez millones de combatientes y siete millones de civiles perdieron la vida en el conflicto, y otros tantos fueron hechos prisioneros. Fue tal su dimensión que motivó la intervención humanitaria de las naciones neutrales, entre ellos España, y de organizaciones internacionales como la Cruz Roja.

Esta exposición nos muestra una dimensión poco conocida del rey Alfonso XIII, la de su acción benefactora durante la contienda, que tuvo una enorme importancia a nivel humano y diplomático. España, país neutral, y Alfonso XIII, emparentado con todas las familias reales de las potencias beligerantes, motivó que en este contexto naciese la Oficina de la Guerra Europea, creada por iniciativa del Rey y dependiente de su Secretaría Particular. Su objetivo: socorrer a las víctimas de la guerra.

Esta oficina coordinaba las acciones diplomáticas de las distintas legaciones en las potencias implicadas y atendía a la correspondencia recibida de peticiones de auxilio. Al principio estaba formada por tan solo seis personas, pero un artículo de 1915 en un periódico local francés que publicaba una nota de agradecimiento a su labor ocasionó que toda la prensa internacional se hiciese eco de la noticia y de su generosa y encomiable labor. Esto provocó la llegada masiva de cartas a la Secretaría Particular del Rey, y que de seis se pasase a cuarenta y ocho empleados.

A la postre, esta acción tuvo su recompensa y su reconocimiento: al personal diplomático se le concede la medalla de la Reconnaissance Française; las mujeres reciben la Medalla de la Cruz Roja; el resto del personal, la Cruz de Plata de Isabel La Católica. Por su parte, Alfonso XIII recibió numerosas muestras de agradecimiento a su labor, como pudo comprobar en sus visitas oficiales a Bélgica e Italia en 1923. En conjunto, la mediación humanitaria de España en la I Guerra Mundial representa una de las actuaciones más relevantes de esa naturaleza en la Época Contemporánea.

Desde 2014 el Archivo General de Palacio se ha encargado de catalogar y digitalizar estos expedientes, una recopilación de más de 200.000 documentos, de los que se nos muestra una parte y que a medio plazo quedará a disposición del público e investigadores en una base de datos en la que se podrán hacer consultas y visualizaciones de los documentos a través de un portal Web, que dará acceso además a una serie de contenidos relacionados con la historia, organización y funcionamiento de la Oficina. Se trata de una importante aportación historiográfica y documental a la historia de la I Guerra Mundial.

La historia merece ser contada, pero esto es todo por hoy. Gracias por estar ahí, y hasta la próxima entrada en nuestro blog www.tasararte.com/blog/

Retrato del rey Alfonso XIII sentado ante su mesa de despacho con el uniforme del regimiento Inmemorial del Rey, 1915. Patrimonio Nacional. Madrid, Archivo General de Palacio inv. 10205750.

Retrato del rey Alfonso XIII sentado ante su mesa de despacho con el uniforme del regimiento Inmemorial del Rey, 1915. Patrimonio Nacional. Madrid, Archivo General de Palacio inv. 10205750.

El rey Felipe VI inaugurando la exposición de su bisabuelo Alfonso XIII.

El rey Felipe VI inaugurando la exposición de su bisabuelo Alfonso XIII.

Distintas imágenes de la Oficina de la Guerra Europea.

Distintas imágenes de la Oficina de la Guerra Europea.

(Visitada 14 veces, 1 visitadas hoy)