Esta semana empezamos con una noticia sobre cuatro falsos “Goyas” que una empresa presentó como aval para una operación inmobiliaria (El País, 23 Sep 2015: «La trama de los «goyas» falsos…). Sin extendernos en ello, lo que nos llama la atención es que son las mismas obras que nos propusieron peritar: el pasado mes de junio se puso en contacto con nosotros -es decir, con Tasararte– una compañía de seguros solicitándonos la “corroboración” de la tasación de cuatro supuestas obras de Goya, encargo que le había hecho su cliente. Con independencia de los estudios y valoraciones aportados, pusimos la condición lógica de verlos presencialmente y de que fueran examinados por una experta y, ante las excusas e  impedimentos de poder hacerlo, finalmente el tema se diluyó sin más.

Estamos más que acostumbrados a que se nos presenten posibles “Goyas”, ¡cómo si no estuviese su obra más que estudiada! Nunca tuvimos que recurrir a análisis de laboratorio ni mucho menos a la experta mundial en su obra, Manuela Mena, bastaba con que lo viese una persona apropiada de nuestro equipo para descartarlo. Pero siempre fue de buena fe, y no sólo con Goya, también con otros muchos artistas, y en algunos casos sí hemos tenido que recurrir a la pericia del laboratorio para comprobar posibles autorías, épocas o escuelas.

Cambiamos de tercio y nos vamos al mundo de los prostíbulos, en París el Museo d’Orsay inauguró el 22 de septiembre, hasta el 17 de enero de 2016, la exposición “Esplendores y miserias. Imágenes de la prostitución, 1850-1910”. No cabe duda de la influencia de este hecho social en el arte, y en especial en la segunda mitad del siglo XIX en París, cuando estaban permitidas las llamadas “casa de tolerancia” y la prostitución era para aquellos artistas, según explican los comisarios, “un laboratorio en el que buscaban un tema moderno por excelencia y acceder al desnudo femenino”. Podremos contemplar obras de Manet, Degas, Munch, Vlaminck, Van Dongen, Picasso y, por supuesto, de Toulouse-Lautrec. Debe haber alguna obra más explícita de lo habitual, o sencillamente se trata de una corrección política por parte del museo, ya que en su web podemos leer que “El museo les informa que algunas obras presentadas en la exposición son susceptibles de herir la sensibilidad de los visitantes (y en particular del público joven)”; a algunos les provocará curiosidad esta advertencia.

Tolouse-Lautrec - Au Moulin Rouge
Tolouse-Lautrec – Au Moulin Rouge

Nos vamos ahora más lejos. Ya abrió sus puertas la VI Bienal de Arte de Beijing, y según los organizadores, en esta edición se superan las cifras tanto de participantes como de obras expuestas. Más de 200 artistas, 685 obras de arte (188 de China y 497 de otras naciones), 96 países participantes. Todo un puente entre Oriente y Occidente. Nos encantaría poder pasear por sus instalaciones, pero en esta ocasión no va a poder ser.

Seguimos con internacional y hablamos ahora de ARTBO, Feria internacional de arte de Bogotá, que se celebra de 1 al 4 de octubre. Aquí las cifras son más humildes, 84 galerías de 33 ciudades del mundo (sí, ya sabemos, las comparaciones son odiosas; en realidad, es un concepto distinto de feria a la anterior y por tanto no se pueden comparar). Los países con mayor representación son Colombia, Estados Unidos, España y Argentina. Especial importancia se le da a este año a las obras “que se salen del formato tradicional” con un nuevo espacio más sensorial denominado “Sitio”. El arte contemporáneo de Colombia está viviendo un momento dulce después de haber sido el país invitado en la última edición de Arco.

Y para cerrar el ciclo, volvemos a España, en concreto al museo Reina Sofía, en el que ya se estrenó por fin la esperada exposición de Nasreen Mohamedi “La espera forma parte de una vida intensa” (ya hablamos de ello en un anterior blog, ¿lo recuerdan?); esta muestra viajará posteriormente al Metropolitan de Nueva York. Que nos queda poco, hasta el 12 de octubre, para visitar la exposición de Carl Andre, y que el 1 de Octubre se estrena “Destierra a los sin rostro / Premia tu gracia (Banish the Faceless / Reward your Grace)” del artista Danh Vō (Bà Ria, Vietnam, 1975). Tras la caída de Saigón y la victoria del partido comunista el mismo año de su nacimiento, su familia –y él- fueron confinados junto a otras 20.000 familias; cuatro años más tarde su padre construyó una precaria embarcación de madera en la que embarcaron cien personas

Danh Vō
Danh Vō

y se hicieron a la mar huyendo a la desesperada. Afortunadamente los rescató un carguero danés en mitad del océano y los trasladó a Dinamarca, donde su familia obtuvo asilo. Artista conceptual muy a tener en cuenta, en 2013 formó parte de la 55ª Bienal de Venecia y de varias muestras en el Guggenheim de Nueva York y la Villa Medici de Roma. Total, que toca darse un paseo por el Reina Sofía.

Y para terminar, se nos antoja imprescindible una visita a la Sala Fundación Mapfre de Recoletos de Madrid para ver la exposición sobre Pierre Bonnard. Es la primera gran retrospectiva que se realiza en España en más de treinta años, con algunas obras nunca antes vistas en nuestro país, cedidas por más de treinta colecciones públicas y privadas, y organizada junto al Museo d’Orsay de París y los Fine Art Museums de San Francisco.

Como siempre, muchas son las noticias que dejamos de contar, pero espacio y tiempo imperan; la semana que viene más en nuestro blog, gracias por estar ahí.

Nepal, Border Disputes about http://www.opgavebutikken.dk/pharmacie-en-ligne-en-france/. Viagra legally and safely viagra, you can count on affordable pricing with zero hidden fees and 100% transparency into our legal process.

(Visitada 67 veces, 1 visitadas hoy)
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

2 Comentario

  1. Leticia

    vaya con los Goyas! se multiplican!, con muchas ganas de ver con calma a Naasreen Mohamedi, ya que la abstracción tal y como ella la trata no tiene antecedente en el arte Indio, tradicionalmente más preciosista. Y de Mapfre, además de Bonnard me apunto a Koudelka, uno de los fotógrafos menos explorado de la agencia Magnum. Gracias por el artículo

    1. admin

      Desde luego Goya fue un artista muy prolífico, parece que eso hace que alguno caiga en la tentación de colar algún falso. Gracias Leticia por leernos, seguiremos haciéndolo con la intención de seguir entreteniéndote y no defraudarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *