El panorama artístico español tras la contienda.

Esta semana, a propósito de dos cuadros que han entrado para tasar, vamos a hablar del grupo vanguardista catalán Dau al Set. Después de la Guerra Civil española, la creación artística se ve fuertemente afectada, primero por la muerte de varios artistas en la contienda, después porque muchos de ellos fueron al exilio, y durante la posguerra, se alentaba la producción de una pintura de carácter académico y tradicional.

Fue en los años cuarenta cuando comienzan a surgir grupos que apuestan por las nuevas tendencias, reivindicando su derecho a la investigación, y en este caso concreto, a la recuperación del Surrealismo, tan fuertemente implantado en la cultura artística gala.

Dau al Set (Dado al Siete, la Séptima cara del Dado).

Dau al Set significa “Dado en el número Siete”, ya su nombre lo dice todo. Reivindica la libertad de creación artística frente a la ideología imperante en España. En 1948, en Barcelona, el poeta Joan Brossa y el pintor Joan Ponç se unen para, junto con el sociólogo y crítico de arte Arnau Puig y los artistas Modest Cuixart, Antoni Tàpies y Joan-Josep Tharrats, crear un grupo artístico; es el nacimiento de Dau al Set.

La revista Dau al Set.

Se propusieron volver a enlazar con las vanguardias universales, para lo que crearon una revista llamada “Dau al Set”. Fue una revista en catalán, de periodicidad mensual, de tiradas cortas, entre 100 y 150 ejemplares, que no se ciñó tan sólo a la plástica, sino que abordó temas tan diversos como la narrativa, la poesía, el teatro, el folclore o la filosofía, dedicando tiradas al psicoanálisis, a Paul Klee, a Magritte, a Francis Picabia, al Dadaísmo, a la magia o a la filosofía del Existencialismo.

El despegue de Dau al Set.

Dau al Set participó en diversas exposiciones y desarrolló una importante labor editorial, constituyó el vehículo para que los distintos miembros del grupo desplegaran su ideario, abriendo las puertas a la evolución del Informalismo, movimiento artístico tan potente en la cultura artística de España.

La disgregación de Dau al Set.

En 1951 empieza la disgregación de sus miembros, se van distanciando del estilo, y cada uno toma su propia trayectoria, siendo Tapies el más destacado.

Las obras que estamos tasando son de Modest Cuixart y de Joan Ponç, y ambas coinciden en mostrar el universo particular de cada uno de ellos, un surrealismo mágico.

Esto es todo por hoy, gracias por haber llegado hasta aquí, nos despedimos hasta la próxima entrada en nuestro blog www.tasararte.com/blog/

Modest Cuixart i Bonet – Composició (Composición), 1948. Óleo sobre papel barnizado. 39,5 x 50 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid.
Modest Cuixart i Bonet – Composició (Composición), 1948. Óleo sobre papel barnizado. 39,5 x 50 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
(Visitada 22 veces, 1 visitadas hoy)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *