Buscadores de belleza: el coleccionismo privado en España.

En esta ocasión queremos hablaros del coleccionismo privado en España. Hoy en día es un lujo que muy pocos pueden disfrutar. Vamos a hablar de Roberto Polo y de Pablo Sycet.

Buscadores de belleza: Roberto Polo.

Roberto Polo es un filántropo y coleccionista cubano que se mudó a vivir a Toledo hace un año. Trajo desde Bruselas una colección de arte moderno y contemporáneo con la intención de abrir su propio museo, con dos sedes, una en Cuenca y la otra en Toledo. Es un acuerdo de cesión de quince años prorrogables firmado con la Junta de Castilla La Mancha. Probablemente acabará en una donación. Es una colección valorada en 400 millones de euros, con obras de Mary Cassatt, Kandinsky, Max Ernst, Kurt Schwitters o Botero, entre otros.

Y es que este personaje de perfil bajo se ha movido siempre en círculos artísticos y con personalidades, como por ejemplo, su amistad con Andy Warhol en el Nueva York de los años 80, o la que tuvo con Robert Motherwell o con David Hockney.

Por describir un poco su vida, a los 35 años ya era un personaje rico y famoso. Se formó en las más importantes universidades norteamericanas. Compartió el 50 % del accionariado de Sotheby’s. Creó una empresa de asesoramiento en compra y venta de obras de arte, y donó obras al Metropolitan, al Victoria & Albert Museum y al Louvre (“La Adoración de los pastores” de Fragonard y una corona de oro, esmeraldas y diamantes que perteneció a la emperatriz Eugenia).

Hay un punto en su currículum que cabe destacar, pasó cuatro años en la cárcel acusado de apropiación indebida de 124 millones de dólares. Para él fue una experiencia enriquecedora . Al salir de prisión, el diario Le Figaro le denominó como “El Iluminado” por su buen ojo en la compra de arte. Según Polo, “la mayoría de los coleccionistas de hoy en día son nuevos ricos, compran arte para demostrar status, compran lo que está de moda, y no creo ni que Jeff Koons ni Damien Hirst se vayan a conservar en los museos en los próximos siglos; es arte de consumo rápido”. Su vida ha sido una sucesión de resurrecciones. Su selección de obras de arte podremos verla cuando abran sus museos.

Buscadores de belleza: Pablo Sycet.

Y nos vamos ahora a Huelva, al pueblo de Gibraleón. Hablamos de Pablo Sycet, artista y coleccionista de arte, con una colección de mas de tres mil piezas, la mayoría, de artistas de los ochenta.

La convulsa época de la Movida Madrileña dio pie a una libertad artística desbordante. Pablo Sycet sobrevivió en su juventud y atesoró obras de El Hortelano, Ceesepe, Ouka Lele, Guillermo Pérez Villalta o García Alix. Aunque hay que destacar que, cronológicamente, su colección empieza con obras de la Escuela de París, incluyendo también piezas de la Nueva Figuración, con obras de Gordillo, Alcolea y Carlos Franco.

Para mostrarnos el patrimonio de Sycet se ha creado la Fundación Olontia, con siete patronos y Sycet como Presidente Honorario. La Junta de Andalucía ha aportado ayudas para su catalogación. Son 2.500 obras de arte, de las cuales la mitad son originales y el resto obra gráfica y fotografía.

La generosidad del coleccionista siempre llega en la madurez de su vida. Esto es todo por hoy, hasta aquí hemos llegado; nos despedimos hasta la próxima entrada en nuestro blog www.tasararte.com/blog/

Buscadores de belleza: Colección Pablo Sycet, Fundación Olontia. Ceesepe – Paisaje para después de una guerra, 1999. Mixta sobre papel. 57.5 x 45.5 cm.
Buscadores de belleza: Colección Roberto Polo. Max Ernst (1891-1976) – Sade-Sit, c. 1923, óleo sobre lienzo, 81 x 54 cm.
Buscadores de belleza: Colección Roberto Polo. Marthe Donas (1885-1967) – Le livre d’images, c. 1918, óleo sobre yeso y cartón, 67,5 x 46,5 cm.
(Visitada 38 veces, 1 visitadas hoy)
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 4.5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *