Art from Guantánamo Bay.

Los presos de Guantánamo muestran sus creaciones artísticas en reclusión en Nueva York en la Galería de los Presidentes en el John Jay College of Criminal Justice. La exposición lleva por título “Art from Guantánamo Bay. Ode to the Sea”, y se podrá visitar hasta el próximo 26 de enero.

Esta muestra ha generado polémica por protestas de las victimas del 11 de Septiembre, que consideran que los criminales no merecen tal protagonismo. Guantánamo es un centro de reclusión para presos políticos acusados de terrorismo.

Almas atormentadas y privadas de libertad que tienen que dar salida a su lamento. Entre ellos hay un yemení, Muhammad Ansi, que pinta la Estatua de la Libertad en un mar azul intenso; hay obras con caminos sin principios ni fin, barcas vacías a la deriva en el mar. Un total de 36 obras entre pintura y escultura que pertenecen al Gobierno de los Estados Unidos, cuya temática se basa en imágenes recreadas por lo internos basadas en fotografías o secuencias de películas.

El mar es una constante en todas ellas, recordemos que la cárcel está en la isla de Cuba, y el arte para estos presos es una vía de escape y auto redención ante el horror de lo que han hecho y que no les deja vivir. Por la exposición han pasado 10.000 y se venden los trabajos de los autores que ya están en libertad.

Art from Guantánamo Bay. Muhammad Ansi - Statue of Liberty, 2016.
Art from Guantánamo Bay. Muhammad Ansi – Statue of Liberty, 2016.

Auschwitz: ocurrió, en consecuencia puede volver a ocurrir.

Otra exposición, ésta con tintes históricos, es la que ha llegado a la Sala de Arte Canal de Madrid y que recrea el horror del campo de concentración polaco.

Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos” abarca 2.500 metros cuadrados, que con préstamos del Museo Estatal Auschwitz Birkenau y de los Museos de Jerusalem y de Washington entre otras instituciones, recrea el horror de una maquina de matar como fue el campo de exterminio situado en Polonia entre 1940 y 1945, en el que murieron más de un millón de personas. Sólo por practicar un culto distinto del tolerado por el Nacional Socialismo Alemán.

Transitar por la muestra es una experiencia sobrecogedora e inolvidable, con objetos expuestos que reflejan el horror de lo que ocurrió ahí: alambradas, trajes a rayas de los presos, botas de un oficial nazi y la mesa de operaciones del maquiavélico médico y cirujano Josef  Mengele recrean el espanto de un colectivo engañado y conducido a las cámaras de gases.

Una máquina de matar que quiere potenciar la memoria para combatir el racismo, la xenofobia y el antisemitismo en auge en una Europa, que ve con horror como crecen los grupos neonazis. No debemos olvidar lo que pasó para que no vuelva a ocurrir.

El vídeo de presentación de la exposición comienza con una frase que es con la que queremos terminar el post de hoy; es de Primo Levi, superviviente de Auschwitz: “Ocurrió, en consecuencia puede volver a ocurrir: esto es la esencia de lo que tenemos que decir. Puede ocurrir, y puede ocurrir en cualquier lugar”.

Imagen del Campo de Concentración de Auschwitz en Polonia, en el que murieron más de un millón de personas.
Imagen del Campo de Concentración de Auschwitz en Polonia, en el que murieron más de un millón de personas.

Esto es todo por hoy, contamos con vosotros en la próxima entrada en nuestro blog www.tasararte.com/blog/

Il fatto avvenuto alle 20 di questa sera Levitra, una riduzione di 10 crediti per il periodo formativo 2017-2019 http://threecatproductions.com/medz/it4.html. If it turns out that the problem stems from an underlying health issue http://www.lumproject.org/francia.html

(Visitada 61 veces, 1 visitadas hoy)
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *